Micro de salud


Colutorios bucales

Los colutorios o comúnmente llamados enjuagues bucales son soluciones que suelen usarse después del cepillado de dientes, para eliminar las bacterias y microorganismos causantes de caries y eliminar el mal aliento.

Existen enjuagues con funciones específicas; según su composición, se pueden encontrar enjuagues que se especializan en la prevención de halitosis, (el mal aliento) otros con flúor que previenen la caries y optimizan la calcificación de los dientes, también algunos con sustancias que blanquean o mantienen los dientes blancos.

El empleo implica la limpieza de la boca con aproximadamente 20 ml tres veces al día después del cepillado, conservando el producto en la boca por 60 segundos y permitiendo que el mismo se distribuya por todas las superficies dentarias. Se recomienda no enjuagar la boca con agua después de escupir el enjuague.

Los enjuagues bucales son habitualmente soluciones hidroalcohólicas, esto es, mezclas de alcohol y agua. Uno de los principios activos más habitual es el flúor, una sustancia de probada eficacia anti caries. Además del flúor, los enjuagues bucales suelen incorporar otros ingredientes de efecto antiséptico tales como la clorhexidina, esta última es una sustancia antiséptica y se utiliza ampliamente en odontología a concentraciones de 0.2%,0.12% y 0.10 % en colutorios o enjuagues bucales. El uso excesivo del antiséptico, ocasiona pigmentación de tejidos duros y tejidos blandos. Un efecto adicional a su uso prolongado, es una ligera disminución en el gusto. Otros afirman que aumenta la sensibilidad a los cambios de temperatura en la dentadura de los pacientes. Por este motivo es importante que se informe antes de adquirir uno de estos productos. Los odontólogos recetamos buches con clorhexidina en casos especiales de terapias ante enfermedad periodontal, post extracción dentaria, en casos de sangrado gingival, siempre durante un periodo de 10 a 15 días.

Emilse María Belén Oviedo
M.P: 8399
Odontologa

0 comentarios: