Micro de salud


Implantes dentales

Un implante dental es un cono o cilindro de titanio, que se introduce en el hueso sustituyendo la raíz del diente perdido. Está recubierto por distintas sustancias para permitir la unión del implante al hueso.

Cualquier persona que tenga su dentición desarrollada (a partir de los 18 años) puede tener un implante dental.

La técnica quirúrgica actual es poco invasiva, requiere un análisis y estudio previo. Para lo cual se solicitan radiografías especificas pará valorar la futura posición del ímplate y las estructuras que rodean al mismo. Se utiliza en todos los casos anestesia de tipo local circunscripta en la zona de colocación del implante.

Luego de la cirugía se coloca un provisional sustituyendo al diente, recién a los 3 o 4 meses el implante puede ser cargado con coronas, puentes o dentaduras.

Puede ocurrir que no se logre oseointegración, es decir que el implante dental no se suelde con el hueso. Afortunadamente ocurre en muy pocos casos, del 0,3% al 3% de los casos aproximadamente. Cuando la oseointegración ocurre el implante queda fijo y muy firme, cumpliendo funciones de un diente o molar natural.

Actualmente estas técnicas son las más recomendadas por los odontólogos para rehabilitar bocas con zonas desdentadas. Son técnicas sencillas y rápidas que permiten una solución de por vida. Es necesario concurrir a su odontólogo de confianza quien le realizara un diagnostico especifico para evaluar la posibilidad de colocación de implantes.

Emilse María Belén Oviedo
M.P: 8399
Odontologa

0 comentarios: